Las acreditaciones expedidas por Aerocámaras declaradas nulas

  • Categoría de la entrada:Nacional
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Las acreditaciones expedidas durante un año por Aerocámaras, empresa mayoritaria en el mercado, declaradas nulas por no ajustarse a la normativa


El mundo de la aviación no tripulada ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años, y España no ha sido la excepción. Con una demanda cada vez mayor de servicios y operaciones con drones, la formación de pilotos se ha convertido en un sector crucial para garantizar la seguridad y la calidad de estos servicios. En este contexto, la empresa líder en formación de pilotos de drones en España, Aerocámaras, ha sido noticia recientemente debido a una situación que ha afectado a más de 2.000 operadores de drones en el país.

Aerocámaras, con sede en Pontevedra y más de quince años de experiencia en el mercado, se ha destacado como un referente en la formación de pilotos de drones. La empresa ha ofrecido cursos de certificación oficial de piloto profesional de drones, homologados tanto por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) como por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), lo que ha permitido a sus graduados acceder a una amplia gama de oportunidades laborales en un mercado en constante crecimiento.

Comunicado AESA por las acreditaciones nulas de AEROCAMARAS
Comunicado AEROCAMARAS por las acreditaciones nulas

Los cursos de Aerocámaras se han caracterizado por ser accesibles, con un precio de 350 euros, y ofrecen una combinación de formación en línea con un enfoque personalizado, acompañado de un día completo de prácticas para garantizar que los alumnos adquieran los conocimientos necesarios para operar drones de manera segura y efectiva.

Sin embargo, la reciente noticia que ha sacudido al sector de la formación de pilotos de drones en España gira en torno a la validez de los títulos expedidos por Aerocámaras durante un período específico. Se ha informado que los títulos emitidos entre el 5 de marzo de 2021 y el 4 de abril de 2022 carecen de validez según la propia empresa y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Esta situación ha afectado a más de 2.000 operadores de drones, incluyendo particulares y miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Jaime Pereira Gil, fundador de Aerocámaras, ha destacado que su empresa es líder en formación, abarcando entre el 70% y el 75% del mercado nacional y expandiéndose a varios países europeos y latinoamericanos con diversos servicios relacionados con drones. Esto incluye la implementación de un servicio de reparto de comida con drones a embarcaciones de recreo en Ibiza durante el año pasado, aunque este proyecto tuvo que ser suspendido en 2022 debido a ciertas limitaciones, lo que llevó a la reubicación de la empresa en otras áreas.

La respuesta de Aerocámaras a esta situación ha sido la de contactar a los afectados y ofrecerles completar su formación de manera gratuita, siguiendo las directrices de AESA, con el fin de garantizar la vigencia de sus títulos. Se ha aclarado que esta medida no afecta a los alumnos formados fuera del período problemático ni a otras formaciones impartidas por la empresa.

La falta de respuesta por parte de AESA ante esta situación ha generado preocupación entre los afectados, quienes han compartido una comunicación del organismo dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Esta comunicación señala que la formación recibida por los estudiantes «no cumplía la totalidad del programa de formación práctica definido para la realización de operaciones en categoría específica bajo escenarios estándar nacionales».

Esta situación plantea una serie de interrogantes sobre la regulación y supervisión de la formación de pilotos de drones en España y la responsabilidad compartida entre las instituciones reguladoras y las empresas que ofrecen estos cursos. Los afectados por esta situación están buscando respuestas y soluciones para poder continuar operando en el sector de los drones de manera legal y segura.

En conclusión, la situación que ha afectado a los títulos de pilotos de drones expedidos por Aerocámaras entre marzo de 2021 y abril de 2022 es un recordatorio de la importancia de la formación de alta calidad en el sector de la aviación no tripulada y la necesidad de una supervisión efectiva por parte de las autoridades competentes. Los operadores de drones en España esperan que esta situación se resuelva de manera adecuada y que se implementen medidas para garantizar la calidad y la validez de la formación en este sector en constante evolución.


La empresa Aerocámaras, dominante en el mercado español en la formación de pilotos de drones, está contactando a sus alumnos para informarles que los títulos expedidos durante un año carecen de validez por lo que no pueden seguir operando hasta que completen su formación y vuelvan a obtener la acreditación. La propia Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) también está alertando de que no se ajusta a la normativa vigente. Según los propios afectados son más de 2.000 los operadores de drones perjudicados por esta situación.

Aerocámaras, empresa con sede en Pontevedra, y más de quince años en el mercado, fundada por Jaime Pereira Gil, está considerada como un referente en el sector de aeronaves controladas por control remoto. En los centros de formación que tiene distribuidos por España se ofrece el certificado oficial de piloto profesional de drones, homologado por AESA y EASA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) para acceder a una «amplia cartera laboral».

Los cursos se ofertan por 350 euros, con un día de prácticas

La formación se imparte online «con coach personalizado para que aprendas a tu ritmo», complementado con «un día completo de prácticas» para poner a prueba los conocimientos adquiridos, según explica en su web. Los cursos se ofertan por 350 euros.

Reparación «gratuita»

La irregularidad abarca a los títulos expedidos entre el 5 de marzo de 2021 y el 4 de abril de este año, según explica la empresa en las comunicaciones personalizadas que está enviando a sus alumnos, entre los que se encuentran particulares y miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado. El propio fundador, Pereira, explica en un reciente artículo en un medio de comunicación nacional que guardias civiles y policías nacionales forman parte de sus alumnos destacados y que la compañía es la líder en formación copando entre el 70 y el 75 % del mercado nacional, además de estar presente en varios países europeos y de Latinoamérica con diferentes servicios de drones. Entre estos, se señala que el año pasado arrancaron con un servicio de reparto de comida con drones a embarcaciones de recreo en Eivissa, que no han podido mantener durante el 2022, teniendo que trasladarse a otras localizaciones.

Los afectados están siendo contactados por Aerocámaras «para completar su formación» del curso oficial de piloto de drones, siguiendo directrices de Aesa, «de forma gratuita» para garantizar la vigencia del título que exige la Agencia de Seguridad. Se aclara que no afecta a los alumnos formados fuera del periodo entre marzo de 2021 y abril de 2022, ni en otras formaciones impartidas por la empresa.

La empresa ahora ofrece completar la formación de «forma gratuita»

Este diario se puso ayer en contacto con Aesa, sin obtener respuesta. Sin embargo, los propios afectados han compartido una comunicación del organismo dependiente del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que a través de su Buzón de Formación de Drones informa de que la formación recibida «no cumplía la totalidad del programa de formación práctica definido para la realización de operaciones en categoría específica bajo escenarios estándar nacionales». Por ello, insta a que «deben realizar una formación complementaria que cubra todos los aspectos indicados en la normativa vigente».

Telegram afectados: https://t.me/+tpmFjDDei1o5OTBk

Deja una respuesta