Limitaciones de utilización de la performance de la aeronave

Limitaciones de utilización de la performance de la aeronave


Limitaciones de utilización de la performance de la aeronave

Toda aeronave se utilizará:

  • De conformidad con los términos establecidos en su certificado de aeronavegabilidad o documento aprobado equivalente.
  • Dentro de las limitaciones de utilización prescritas por la autoridad encargada de la 206 certificación en el Estado de matrícula; y de corresponder, dentro de las limitaciones de masa impuestas por el cumplimiento de las normas aplicables de homologación.
  • De corresponder, dentro de las limitaciones de masa impuestas por el cumplimiento de las normas aplicables de homologación.
  • El operador de la aeronave deberá llevar listas que presenten visiblemente las limitaciones prescritas por la autoridad encargada de la certificación en el Estado de matrícula.

El piloto al mando determinará que la performance del avión permita que se lleven a cabo con seguridad el despegue y la salida.

Requisitos de equipos

Además del equipo mínimo necesario para el otorgamiento del certificado de aeronavegabilidad, en las aeronaves se instalará o llevará, un equipo adicional, según sea apropiado, de acuerdo con la aeronave utilizada y con las circunstancias en que haya de realizarse el vuelo.

Instrumentos, equipo y documentación de vuelo de la aeronave

Los instrumentos o equipo prescritos, incluida su instalación, cumplirán con las normas que resulten aceptables para el Estado de matrícula.

El operario de una aeronave deberá tener en cuenta y no exceder las limitaciones de utilización del avión en las condiciones de utilización previstas, que vienen descritas por el fabricante.

Equipo de comunicaciones y navegación

Una aeronave que haya de operar de conformidad con las reglas de vuelo fuera de la línea de vista irá provista de equipo de radiocomunicaciones. 

Dicho equipo deberá permitir una comunicación en ambos sentidos con las estaciones aeronáuticas y en las frecuencias que prescriba la autoridad competente.

Una aeronave que haya de operar en línea de vista, pero como vuelo controlado, a menos que lo exima de ello la autoridad competente, deberá ir provista de equipo de radio que permita comunicación en ambos sentidos en cualquier momento durante el vuelo, con aquellas estaciones aeronáuticas y en aquellas frecuencias que pueda prescribir la autoridad competente.

Limitaciones y requisitos de mantenimiento del RPA

En los RPAS, de forma similar que en el resto de aeronaves, se debe llevar a cabo un mantenimiento apropiado que permita operar dentro de los márgenes de seguridad operacional, previniendo así posibles fallos del aparato.

Responsabilidad del propietario respecto del mantenimiento

El fabricante de una RPA o, en su caso, el titular de su certificado de tipo deberá elaborar y desarrollar un manual o conjunto de manuales que describan su funcionamiento, mantenimiento e inspección. 

Estos manuales deberán incluir directrices para realizar las tareas necesarias de inspección, mantenimiento y reparación a los niveles adecuados y específicos de la aeronave y sus sistemas asociados (RPAS), y deberán proporcionarse al operador junto con la aeronave.

El operador es responsable del mantenimiento y la conservación de la aeronavegabilidad, debiendo ser capaz de demostrar en todo momento que el RPAS conservan las condiciones de aeronavegabilidad con las que fueron fabricados. 

Además, el operador deberá cumplir con cualquier requisito de mantenimiento de la aeronavegabilidad declarado obligatorio por la AESA.

A estos efectos, el operador deberá establecer un sistema de registro de los datos relativos a:

  • Los vuelos realizados y el tiempo de vuelo.
  • Las deficiencias ocurridas antes de y durante los vuelos, para su análisis y resolución.
  • Los eventos significativos relacionados con la seguridad.
  • Las inspecciones y acciones de mantenimiento y sustitución de piezas realizadas.

En todo caso, el mantenimiento y las reparaciones que procedan deberán realizarse siguiendo las directrices del fabricante o, en su caso, del titular del certificado de tipo RPA.

El operador de las RPA’s de hasta 150 kg de masa máxima al despegue deberá establecer, sobre la base de las instrucciones del fabricante adaptadas, un programa de mantenimiento adecuado para garantizar la aeronavegabilidad continuada del RPAS, del que formará parte, en todo caso, la estación de pilotaje remoto.

El mantenimiento de estas aeronaves podrá realizarse, además de conforme a lo previsto en el artículo anterior, por el operador siempre que haya recibido la formación adecuada del fabricante o del titular de su certificado de tipo en su caso.

En el caso de aeronaves de menos de 2 kg de masa máxima al despegue, el operador podrá realizar el mantenimiento siguiendo únicamente las instrucciones del fabricante.

Revisiones y pruebas a incluir en el programa de mantenimiento de una aeronave pilotada por control remoto

Después del montaje:

  • Revisión de todos los elementos (estructura, equipos y sistemas, motores, hélices/rotores, transmisiones, conectores eléctricos).
  • Rellenar líquidos, fluidos y combustible, en su caso. Presión de neumáticos, en su caso. Estado del tren de aterrizaje, en su caso.
  • Batería: comprobación de las baterías, incluyendo estado de carga.
  • Prueba funcional en tierra:
    • Comprobar su operatividad (incluyendo mandos de vuelo al menos a 30 m de distancia de la aeronave). Ejecutar las pruebas funcionales definidas por el fabricante, en su caso.
    • Funcionamiento de los equipos de comunicación y navegación.
  • Prueba funcional en vuelo:
    • Comprobar su operatividad.
    • Funcionamiento de los equipos de comunicación y navegación.

Revisiones periódicas:

  • Diaria: antes del primer vuelo del día:
    • Comprobar su operatividad.
    • Funcionamiento de los equipos de comunicación y navegación.
  • Servicio: revisión según lo recomendado por el fabricante:
    • Presión de neumáticos, en su caso. Estado del tren de aterrizaje, en su caso.
    • Verificación de líquidos y fluidos.
    • Batería: comprobación de las baterías, incluyendo estado de carga y tiempo de descarga de la batería.
    • Inspección visual de defectos sobre la aeronave y equipo de tierra.
    • Comprobar ajustes.
  • Básica: revisión según lo recomendado por el fabricante, y como máximo cada 12 meses, conforme a documento adjunto, en lo que le sea aplicable.
  • General: revisión cada tres años, conforme a documento adjunto, en lo que le sea aplicable.

Otras revisiones:

  • Al cabo del plazo establecido por sus fabricantes, en su caso: motor, hélices, sistema de control (comunicaciones/navegación).
  • Boletines emitidos por el fabricante.
  • Aplicación de modificaciones del fabricante.
  • Reparaciones.

Directivas de aeronavegabilidad:

  • Para los que dispongan de certificado de tipo, emitido o aceptado por AESA.

Vuelo nocturno

Limitaciones de utilización de la performance de la aeronave

En principio solo podrán realizarse vuelos en condiciones meteorológicas de vuelo visual (VMC) diurno.

La realización de vuelos nocturnos requerirá la autorización expresa de la AESA, previa solicitud del operador, que deberá acompañarla de un estudio aeronáutico de seguridad que constate que la seguridad queda garantizada con las condiciones o limitaciones que se establezcan al efecto. Limitaciones relacionadas con el espacio aéreo en que se opera.

Limitaciones de utilización de la performance de la aeronave

Deja una respuesta